Largas e interminables filas de gente se formaron en los últimos días a las puertas de un bar en la localidad de Wilde, Avellaneda, que se encuentra próximo a abrir sus puertas.

En “La Taberna de Fabricio”, situada en avenida Las Flores y Ramón Franco, pleno centro de la mencionada localidad, se encuentran ultimando detalles para poder comenzar con la actividad.

 

Los propietarios decidieron poner un aviso en redes sociales para vacantes de personal para meseros, bachero, cocinero y de limpieza, pero el impensado aluvión de gente que recibieron dejó entrever el dramatismo de la crisis económica y laboral por la que atraviesa el país.

Sus dueños entrevistaron a más de 1.500 personas sólo en los primeros dos días de entrevistas, pero sólo tienen 15 puestos para cubrir.

En diálogo con el canal TN, Fabricio –dueño del local- explicó que iban a ser tres días de entrevistas, que comenzarían el lunes a las 18 y concluirían este miércoles. Sin embargo, el primer día los postulantes comenzaron a llegar a las 11 de la mañana, por lo que con su socio decidieron adelantar dos horas las entrevistas. Aún así, a la 1 de la mañana había 200 personas a las que tuvieron que pedirles que sólo dejaran el curriculum.

“Esto nunca me pasó, no puedo creer la cantidad de gente que vino. Me pone mal saber que sólo hay 15 vacantes”, expresó el socio de Fabricio. “Hay gente que viajó 2 horas para venir y de todas las edades, desde 18 a más de 60 años. Uno trata de dar una ayuda al que más lo necesita, la experiencia se hace trabajando”, manifestó el dueño del bar.