El diario Wall Street Journal de los EEUU advirtió en una publicación que la economía argentina está cerca de un “colapso financiero” que aumenta “a medida que el gobierno frena importaciones y restringe la compra de dólares”.

El diario estadounidense Wall Street Journal advierte que en la Argentina “los temores de un colapso financiero aumentan a medida que el gobierno frena las importaciones y restringe la compra de dólares”.

En ese sentido, indica que “detrás de la escasez de dólares hay una creciente crisis de confianza que ahora amenaza con acabar con las menguantes reservas extranjeras de Argentina”, y analiza que la coyuntura pone “a prueba la capacidad de un gobierno nacionalista para evitar otra crisis económica y financiera en la tercera economía más grande de América Latina”. Además, considera que “es un tema político importante para el presidente Alberto Fernández y el movimiento peronista gobernante”, según consignó Ámbito.

“Los argentinos nerviosos, que han sufrido repetidas explosiones financieras en el pasado, han estado comprando dólares o retirándolos de cuentas bancarias”, afirma el diario económico. Y alerta que “desde mediados de agosto, las reservas líquidas del país, dólares que tiene en efectivo o casi en efectivo, han caído a alrededor de u$s1,6 mil millones desde u$s 6 mil millones, según economistas que monitorean las reservas del Banco Central de Argentina”.

“Otro signo de estrés financiero es la brecha creciente entre el valor oficial del peso, alrededor de 82 por dólar, y lo que pagan los argentinos en ‘cuevas’, como se conoce en Argentina a las casas de cambio del mercado negro. A mediados de agosto, las cuevas cobraron alrededor de 130 pesos por dólar. Esta semana el dólar del mercado negro se ubicó en 167 pesos”, consigna la nota firmada por Santiago Pérez.

Por último, el diario estadounidense advierte que “la creciente demanda de dólares podría obligar al gobierno a permitir una abrupta devaluación del tipo de cambio oficial que se utiliza, entre otras cosas, para importar bienes, aunque el presidente Fernández ha prometido que eso no sucederá”.