José “Culón” Guaymás fue asesinado a golpes por los vecinos tras conocerse que era el principal sospechoso de violar y asesinar a Abigail Riquel en Tucumán.

 Un grupo de personas mató este a golpes este miércoles un hombre a quien señalaban como el asesino y abusador de Abigail Riquel, la nena de 9 años cuyo cadáver fue hallado en un descampado de Tucumán. Los investigadores intentan determinar si el fallecido es efectivamente el ex presidiario buscado desde este domingo por el crimen.

El linchamiento ocurrió durante la tarde en el barrio Elena White, en la capital de Tucumán. Allí, los vecinos siguieron al presunto homicida y antes de entregarlo a la Policía lo desnudaron, lo golpearon con los puños y le patearon la cabeza, causándole la muerte.

“Yo no soy, fue mi primo”, fueron las palabras del principal sospechoso de violar y asesinar a Abigail Riquel, al ser increpado por los vecinos, y dijo llamarse Jonathan, según publicó diario El Tucumano. El cuerpo de la niña de 9 años fue encontrado el domingo en un descampado de Tucumán.

“Mi hija va a descansar en paz sabiendo que el culpable ha pagado por lo que ha hecho y va a estar ella un poco más tranquila”, dijo Pablo Riquel, padre de Abigail, a Telefé Noticias frente a la comisaría 12da. hasta donde llegó una movilización.

En tanto, el cuerpo del fallecido, quien aún no fue identificado, fue llevado a la morgue judicial para confirmar si se trata efectivamente de “Culón”, el sospechoso de 25 años quien había salido hace menos de diez días de la cárcel y cuenta con numerosos antecedentes, entre ellos al menos diez intentos de robo.

Abigail Riquel, quien vivía en un barrio muy humilde, fue hallada asesinada este domingo pasado en un descampado de la zona norte de San Miguel de Tucumán, detrás de unos enormes montículos de tierra que se formaron con la apertura de una calle en el lugar.

De acuerdo con los informes médicos, la pequeña murió a raíz de un golpe en la cabeza y tenía signos de abuso sexual y de intento de asfixia manual.

En el marco de la causa, uno de los aportes fundamentales fue la declaración de un testigo que aseguró haber visto al sospechoso, apodado “Culón”, cuando caminaba de la mano de la pequeña por el lugar donde finalmente horas más tarde fue encontrado el cadáver.

Según la primera hipótesis que manejan los investigadores, la niña les pidió permiso a sus padres para ir jugar en la casa de una amiguita del barrio, aunque nunca llegó hasta ese lugar.

En el camino, sospechan los pesquisas, fue abordada por su asesino, quien la llevó hasta un descampado ubicado en las avenidas Francisco de Aguirre y Las Américas, donde la atacó sexualmente y luego la mató presuntamente para evitar que lo identificara.

El jefe de Policía, Manuel Bernachi, sostuvo este martes que “la institución policial viene desplegando todos sus recursos a los fines de lograr la captura del sospechoso que cometió este aberrante hecho que tiene conmocionada a la provincia y el país”.

 

Fuente: C5N; Minuto Uno