El presidente del país vecino confirmó que bloqueará los accesos durante la temporada por la pandemia de coronavirus. Además, varios departamentos endurecerán sus medidas de aislamiento.

“A raíz de los informes del Ministerio de Salud Pública y el GACH (Grupo Asesor Científico Honorario), va a ser un verano restringido. Las fronteras van a estar cerradas, salvo excepciones que ya se conocen o quizá alguna más”, anunció el mandatario en conferencia de prensa.

Lacalle Pou remarcó que la experiencia internacional marca que los países que han abierto sus fronteras en temporada alta de turismo han tenido un pico de contagios. “Muchos no van a compartir, es una decisión difícil. La estiramos, pero los elementos son contundentes”, aseveró y señaló que el viernes mantendrá una reunión con el equipo económico y con el Ministerio de Turismo para ultimar detalles sobre esta medida.

El presidente uruguayo, también, confirmó la suspensión de las clases por 15 días en el departamento de Rivera, el segundo con más casos de coronavirus, solo superado por Montevideo. La decisión fue tomada junto al Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) ante el aumento de contagios en centros educativos. La intendenta de Rivera, Alma Galup, ya fue informada de la decisión.

“Las fronteras van a estar cerradas porque están creciendo los casos también en Uruguay ya tienen transmisión comunitaria”, aseguró durante el anuncio.

“Entendemos la recreación, la vocación de sociabilizar, pero está claro que hay que evitar la circulación, las reuniones, las fiestas”, y agregó que con el turismo y el “relajamiento”, los casos “se dispararon” a nivel mundial.

Ante esto, sostuvo que “Va a ser un verano básicamente restringido de fronteras cerradas en nuestro país”.

“La pérdida de ingresos va a ser importante”, dijo en referencia a la próxima temporada de verano. “Vamos a forzar dentro de lo posible, de manera responsable, lo fiscal”, concluyó.

Fuente: Data Diario, El Destape