Este lunes, a los 95 años, falleció el creador de los superhéroes de nuestra vida, el creador de un imperio que ha hecho tanto dinero como ilusión ha repartido.

Stan Lee comenzó con un lápiz en la mano a finales de los 40 y con el tiempo convirtió la editorial Timely Comics en la Marvel que todos conocemos, un universo expandido hacia el cine, el merchandising, etc, etc… Spider-Man, Hulk, Thor, Iron Man, Los Vengadores, los X-Men

Todos salieron de su cabeza y su puño, en alianza con Jack Kirby. Ellos convirtieron las tiras de superhéroes que consumían los frikis de antaño en cultura popular y masiva, hasta llegar a los “blockbuster” cinematográficos de hoy en día tras la venta a Disney de un mundo plagado de personajes cada vez más incardinados en la memoria sentimental de varias generaciones.

“No volverá a haber otro Stan Lee”, publicó en twitter el intérprete del Capitán América. “Durante décadas proporcionó aventuras, evasión, alivio, confianza, inspiración, fuerza, amistad y alegría a niños y mayores. Transpiraba amor y amabilidad y dejará una marca indeleble en muchas, muchas, muchas vidas.¡Excelsior!”. 

Con la muerte de Lee, se cierra una época en el cómic, pero ha dejado a sus superhéroes volando en lo más alto. de 2001 para DC Comics, la principal competidora de Marvel, donde recreaba a los principales personajes de su universo (Superman, Batman, Flash, entre otros).

Tagged With: