El DT de Estudiantes se calentó luego de que el arbitro no cobrara un claro penal del arquero de Boca a un jugador de Estudiantes y lo expulsaron. Nélson Vivas, a las puteadas, destrozó su camisa, pateo un microfono y se retiró con toda la broca del campo de juego. En el vesturio tuvieron que darle un té de tilo para calmarlo. Mirá el video:

https://youtu.be/znMmIE_tB5w

Tagged With:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *