Así, la pulga se perderá los encuentros contra Bolivia, Uruguay, Venezuela y Perú y  recién podrá volver a jugar en la última fecha contra Ecuador.

 

Después de muchas idas y vueltas, y de un suspenso que tuvo en vilo al mundo futbolero, la FIFA aplicó una durísima sanción a Lionel Messi y lo suspendió por cuatro partidos. Al capitán de la Selección Argentina le salió muy caro aquel insulto al árbitro asistente Emerson Augusto de Carvalho y que se viralizó a través de los canales de todo el mundo. Esta sanción deja al rosarino afuera de los partidos ante Bolivia, Uruguay, Venezuela y Perú, y recién volverá para la última fecha, ante Ecuador. También se dictó una sanción de 10 mil francos suizos (unos 160 mil pesos).

El enojo de Messi luego de que el juez de línea brasileño levantara la bandera para cobrar una infracción en el partido contra Chile y que no fuera informado por los árbitros fue detectado por la FIFA, que tomó nota y abrió un expediente. De poco sirvieron los descargos de la AFA y de Messi.

 

 

Fuente Clarín

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *