El jefe de gabinete de Vidal, Federico Salvai, quedó en el ojo de la tormenta luego de que el presidente Macri decretara la prohibición a sus ministros del nombramiento de familiares en el Estado.

Como es sabido, la gobernadora María Eugenia Vidal dejó trascender de que va adherir a la medida dispuesta por el presidente Macri. Esta decisión alimento la versión que si dicha medida se aplicara en el Gobierno bonaerense, afectaría la situación del actual jefe de gabinete Federico Salvai, casado con la Ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley.

En declaraciones a la prensa Macri señaló: “Espero que este ejemplo sea seguido por la política argentina”, luego de anunciar la medida que sirvió como respuesta al escándalo protagonizado por el Ministro de Trabajo, Jorge Triacca, tras revelarse que había contratado a su casera y a más de 250 personas en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) intervenido por el propio ministro.

Son muchos los funcionarios que se quejan porque sus familiares debieron dejar el sector publico a raíz de la medida “anti nepotismo”. Esto ha producido una verdadera “cacería de brujas”, y en este sentido Federico Salvai no es la excepción, dentro de las filas de Cambiemos muchos están rumoreando que será el próximo en dejar su cargo.