El actor fue nuevamente denunciado por abuso y acoso sexual y es ahora una fiscalía de Los Ángeles la que lo investiga por una nueva denuncia.

Kevin Spacey acumula ya más de una docena de acusaciones desde el nacimiento del movimiento #MeeToo que denuncia a celebridades de todo el mundo por abuso y acoso sexual. El actor protagonista de House Of Cards, tiene en la actualidad causas abiertas en Londres, donde dirigió The Old Vic Theatre entre 2004 y 2015, y en Nantucket, un balneario VIP ubicado cerca de Boston.

La primera denuncia que se hizo pública fue la del actor Anthony Rapp, de 46 años, que aseguró que el Spacey abusó sexualmente de él cuando tenía 14 años, en 1986.

En tanto, la más reciente película de la que participó, Billionaire Boys Club, recaudó en el fin de semana de su estreno en Estados Unidos, la mísera suma de 618 dólares.

El film sigue la historia de Joe Hunt (Ansel Elgort) y Dean Karney (Taron Egerton) dos amigos que convencieron a sus excompañeros de clase en Harvard de crear un fondo de inversiones llamado Club de Chicos Billonarios que les catapultaría a los escalones más altos de la sociedad de Los Ángeles en los años 80.

El presupuesto para el largometraje rondó los 15 millones y todo parece indicar que no hay chances de que vaya a recuperarlos en el mediano plazo.