Meng Hongwei, de 64 años, viajó de Francia a China el 29 de septiembre y desde entonces no ha dado señales de vida.

Francia inició una investigación por la desaparición del ciudadano chino Meng Hongwei, presidente de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), con sede en la ciudad gala de Lyon. Meng, de 64 años, viajó de Francia a China el 29 de septiembre y desde aquel entonces no ha dado señales de vida.

La esposa de Meng, que reside en Lyon con sus hijos, informó de su desaparición a las autoridades francesas y fue escuchada por la policía judicial.

Meng fue elegido presidente de la organización internacional en noviembre de 2016, con un mandato de cuatro años, conviertiéndose en el primer chino en ese cargo, en el que sucedió a la francesa Mireille Ballestrazzi.

La investigación de la desaparición es un asunto de los respectivos servicios de Francia y de China, comunicó el organismo este viernes: “Interpol está al tanto de los reportes de los medios de prensa sobre la presunta desaparición del presidente de Interpol, Meng Hongwei… Es un asunto de los respectivos organismos de Francia y de China”, indica el comunicado.

 

Por su parte el diario South China Morning Post citó a una fuente que asegura que Meng, de 64 años, fue detenido en cuanto llegó a China para ser interrogado por las autoridades responsables de la vigilancia de la disciplina del Partido Comunista.

El periódico con sede en Hong Kong agregó que no está claro el motivo por el que está siendo investigado ni dónde permanece retenido. El gobierno del gigante asiático, por su parte, no ha hecho declaraciones sobre este tema.

Por otro lado, el diario francés Le Monde habla de una detención temporal en régimen de incomunicación “en el marco de un ajuste de cuentas internas en el poder chino”.