Por orden de la titular de la Unidad Funcional de Instrucción de San Martín, Rodrigo Osses, el hombre que se olvidó a su beba en un auto y falleció, podrá estar presente en su entierro.

La titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 1 de San Martín, Alejandra Allaud, pidió hoy que Rodrigo Osses, el hombre imputado por el homicidio culposo de su beba de un año, a quien olvidó el pasado martes durante nueve horas en el interior de su vehículo, continúe en una celda de una comisaría de la Policía Bonaerense en la cual está bajo la condición de aprehendido: Allaud, según fuentes cercanas al expediente, pedirá la formalización de su detención en breve.

Según informó el portal Infobae, Rodrigo Osses, de 36 años, declaró ayer por la tarde ante la fiscal y se “autovictimizó” por lo ocurrido al afirmar que el olvido de su hija se debió a “un cuadro de estrés” que padecía en el último tiempo, vinculado a su situación laboral y a una disputa familiar por una herencia.

Mientras avanza la investigación en su contra, su permanencia o no en calidad de detenido dependerá de lo que decida el Juzgado de Garantías N° 5 de esa jurisdicción, a cargo de Nicolás Schiavo. Todavía no hay un pedido de cupo formalizado en el Servicio Penitenciario Bonaerense.

Por su parte, la fiscal Allaud espera los resultados del informe médico del padre de la menor, quien de acuerdo a sus propias declaraciones padeció un accidente cerebrovascular (ACV)en 2015, mientras practicaba rugby en el club San Martín de la localidad de Villa Raffo, donde se desempeñó como jugador y entrenador. Ese cuadro podría haber ocasionado una pérdida repentina de la memoria en Osses, quien estuvo en el interior de su casa durante las nueve horas que permaneció su hija abandonada en el Peugeot 306 de la familia, creyendo que la había dejado en una guardería.