El flamante técnico de Boca respondió con mucha crudeza ante una pregunta en la que se lo acusó de faltar a su palabra con Huracán.

Cuando Gustavo Alfaro tomó la decisión de dejar Huracán para irse a Boca, la mayoría de los hinchas del Globo -y de otros clubes- lo acusaron de “traidor”, de no cumplir con su palabra por terminar su contrato con el conjunto de Parque Patricios. Tal es así, que en su presentación como DT del club de La Ribera no pudo escaparle a la pregunta acerca de su salida de Huracán. Aunque hubo un periodista que lo hizo enojar al técnico, que respondió con mucha crudeza y hasta citó un artículo de la Constitución Nacional.

 “En días no tan lejanos usted se manifestaba quejoso del fútbol argentino a causa de sus dificultades para cumplir los contratos con las particularidades que usted entendía un asco vinculadas a no respetar la palabra. ¿Cuál es su sensación respecto de su salida de Huracán luego de esos enunciados?”, increpó el periodista y Alfaro no titubeó para responder: “La decisión de venir fue muy controvertida. Primero por el momento en que me llegaba, por la relación que tenía con los jugadores y el mundo Huracán. La medité mucho. Sentí que en muchas oportunidades me quedaba detenido en ese tipo de decisiones”, comenzó diciendo el técnico de Boca, tranquilo, hasta que se despachó con todo.

“Consulté con muchas personas de más experiencia que yo, con los jugadores de Huracán, con su presidente. La consulté también con mi familia. No hubo uno que diga que no la tome. Pero más allá de eso lo primero que hice fue asesorarme legalmente”, continuó.

Más adelante, arremetió: “Mi vinculación laboral con Huracán se regía por lo que establece el contrato. Todo lo que no estaba en el contrato se regía por la Ley de Contrato de Trabajo. Mi contrato no tenía una cláusula de no competencia o no concurrencia, comúnmente llamada cláusula de rescisión. Pero esa la ponen los empleadores, no los entrenadores”.

FUENTE: Goal e Infovirales