El mejor jugador del Mundo habló de todo: el Mundial de Rusia, las finales perdidas, las críticas, el “club de amigos”, y cómo sufría cuando jugaba en la Selección.

Lionel Andrés Messi brindó una interesantísima entrevista en la que habló de lo que gran parte del mundo del fútbol argentino le pide: Hablar de la selección. Durante una charla que superó la hora y diez, el crack argentino hizo sus autocríticas por las finales perdidas, criticó duramente al periodismo, reconoció que no forma parte “de una Seleccion vende humo”, y afirmó que quiere ganar algo con la albiceleste.

En diálogo con Radio FM 94.7, a Messi se lo notó fresco, auténtico y divertido, pero a su vez enojado, molesto y triste cuando le tocó recordar los duros momentos que atravesó con la Selección argentina. Sobre esto último hizo hincapié en las críticas del periodismo y los hinchas: “Nuestra generación fue maltratada, vivimos cosas anormales, cosas que no vi que sufrieran otros equipos. Se dijeron muchísimas barbaridades”. Messi hizo referencia a la camada de futbolistas que llegaron a las finales del Mundial y Copa América: las tres terminaron en derrotas.

Para mí es duro. Mi hijo ahora está siempre mirando YouTube, vio un video y después me preguntó por qué en Argentina me matan. Pero a mí me tira seguir volviendo, quiero ganar algo con la Selección. Voy a jugar todas las cosas importantes. Llegamos a una final del Mundo y eso no es fácil”, dijo. Y agregó: “Hubo momentos difíciles pero tuve que sacarme la mochila y dejar de pensar en el que dirán. Iba a la Selección y sufría; cambié el chip y ahora disfruto”.
Al ser consultado por la profunda renovación de plantel que hizo el técnico Lionel Scaloni, dijo que se trató de un proceso “normal” pero admitió que el cambio fue “brusco” y que debería haberse hecho de manera más gradual hace algunos años. “Hay chicos con mucho potencial para jugar en la Selección”, avisó.

Siempre se habló del famoso “Club de amigos” que lideraban Messi y Javier Mascherano. Los rumores decían que ellos elegían quiénes tenían que ser convocados a la Selección, pero el 10 rechazó esta versión como ya hizo en el pasado. “¿Quiénes son esos del club de amigos? Agüero, Di María, Higuaín… todos son de los mejores jugadores del mundo. Yo no quiero convertir en realidad todas las mentiras que dicen. No elijo a los entrenadores de la Selección. Vivo escuchando cosas malas y se hace difícil disfrutar con ese entorno. Si hubiéramos ganado el Mundial de Brasil todo hubiese sido diferente. Lo perdimos por detalles. Después vinieron todos los quilombos y creo que el manejo con la prensa debió hacer sido otro”, disparó.

El capitán habló sin tapujos. No se calló nada. Dijo que la Selección argentina hoy por hoy no es una potencia futbolística como sí lo era hace algunos años: “El respeto por nuestro equipo sigue ahí, pero después hay que ganárselo en la cancha. Estos chicos que están hoy tienen 7 u 8 partidos, no es fácil, hay que trabajar”.

“Hace poco pensaba: la España de 2010 era un equipazo, eran fenómenos, pero también tuvieron suerte en la final del Mundial contra Holanda. Y antes le ganaron a Paraguay por penales. Muchas veces precisás de esos momentos de suerte y nosotros nunca los tuvimos”, dijo en referencia a las derrotas de la Argentina en las últimas finales que disputó vs. Alemania y Chile.

“Ser campeón del mundo es lo máximo y nosotros estuvimos ahí. No se paga con nada, creo. Me lo cuentan otros que ya lo vivieron. Es lo más lindo y lo más importante del fútbol. Yo gané todo a nivel de clubes, pero es duro no haberlo conseguido en mi país“, dijo también sobre la Copa que se le escapó en Brasil 2014.

FUENTE: Toda Pasión