Desde el organismo señalaron que los dueños crearon un entramado de sociedades para seguir operando y la Justicia autorizó la designación de un interventor.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) intervino, con autorización de la Justicia, la cadena de juegos Sacoa por una millonaria deuda fiscal que rondaría los 47 millones de pesos.

Según explicaron, los titulares crearon nuevas empresas para seguir operando en los 16 locales del país y eludir el control de el organismo. Ahora, un interventor estará en el local de la Peatonal de Mar del Plata.

De acuerdo a lo informado por el organismo, en el marco de una investigación iniciada años atrás detectaron que mientras acumulaban deuda con el fisco, los dueños de Sacoa -la cadena más importante del rubro- crearon un entramado de sociedades para seguir operando. En particular, la AFIP detectó la existencia de una segunda empresa que estaba a cargo de la explotación de estos locales comerciales.

“Para probar los vínculos entre ambas sociedades, se tuvieron en cuenta datos como la transferencia de casi la mitad de los empleados de una empresa a la otra; el reempadronamiento de los controladores fiscales de una firma a la otra; la inexistencia de la transferencia de un fondo de comercio y vínculos familiares entre los accionistas de ambas compañías”, detallaron.

La intervención consiste en permitir la presencia de una persona designada por el juez en el establecimiento en cuestión para que incaute un porcentaje de las ventas realizadas diariamente y las deposite en una cuenta judicial, con el objetivo de lograr un pago a cuenta de los impuestos y cargas sociales adeudadas.