El gobierno de la Ciudad realizó una multimillonaria obra sobre la calle Corrientes, en pleno centro porteño y a partir de las 19hs se transforma en una peatonal para favorecer al consumo. ¿Servirá? Vos, ¿Qué opinas? 

La avenida Corrientes quedó habilitada nuevamente para el tránsito vehicular a partir de este lunes tras la apertura de un paseo peatonal entre la avenida Callao y la calle Cerrito.

Desde las 8 de este lunes, los dos carriles de la derecha serán exclusivos para transporte público y, a partir de las 19, los dos de la izquierda serán peatonales.

Los carriles exclusivos comienzan a la altura de Junín y llegan hasta Libertad. Como pasa en Córdoba, Santa Fe y otras avenidas, están reservados para colectivos y taxis las 24 horas.

El principal cambio se dará entre Callao y Libertad: durante el día, los dos carriles de la izquierda podrán ser usados por los vehículos particulares. Pero a partir de las 19 y hasta las 2 de la madrugada quedarán cerrados al tránsito y se convertirán en peatonales.

La idea del gobierno porteño es que en esas seis cuadras haya más espacio para caminar y así atraer gente a los teatros, las librerías, los restaurantes y el resto de los comercios.

Lo cierto es que la Argentina atraviesa una crisis económica comparable con la de 2001 y dificilmente una obra de tránsito ayude a mejorar el consumo de cines y teátros en el centro porteño. Hasta el momento, parece más una obra para complicar al tránsito que para ayudar a mejorarle la vida a los comerciantes.

De todas formas esperamos con optimismo que se resuelva tanto el caos de tránsito de la Ciudad como la crisis económica que atraviesa el país y la industria del entretenimiento.