Ocurrió en Estados Unidos, cuando una aficionada a la pesca encontró un pulpo y se lo puso en la cara para hacer una broma. Mirá las imágenes.

Jamie Bisceglia, una mujer identificada como aficionada a la pesca, fue atacada por un pulpo cuando se tomó una fotografía con el animal en el estado de  Washington,  Estados Unidos, informaron fuentes locales.

El molúsco quedó atrapado en la red de pesca de la fémina y esta tuvo la idea de colocarlo en su rostro para posar frente a la cámara, sin embargo no sabía que el “bicho” era venenoso.

“Todavía tengo dolor. Estoy tomando tres antibióticos diferentes y la hinchazón en la cara me va a durar meses”, confesó en diálogo con medios de la región.

Además, y en tono reflexivo Jamie aseguró que “a partir de ahora seré más respetuosa con todos los seres vivos”. “No fue una buena idea. En retrospectiva nunca lo volveré a hacer”, concluyó.

El animal le clavó su pico, luego la soltó y la volvió a picar, por lo que empezó a sentir un fuerte dolor en la cara y posteriormente una parte de su rostro se paralizó.

Bisceglia fue internada en un hospital local donde le diagnosticaron parálisis facial temporal. Luego todo empezó a mejor lentamente, sin embargo hasta ahora tiene secuelas de lo sucedido.