Mientras miles de manifestantes se concentraron en las inmediaciones del Congreso, la iniciativa consensuada por la oposición obtuvo 61 votos a favor, sin negativos ni abstenciones.

Por unanimidad, el Senado convirtió en ley la Emergencia Alimentaria hasta 2022, en una sesión en la que estuvo ausente el senador y candidato a vicepresidente por el oficialismo, Miguel Ángel Pichetto.

La iniciativa que fue consensuada entre distintos bloques de la oposición obtuvo 61 los votos afirmativos, sin negativos ni abstenciones; y entrará en vigencia cuando sea promulgada en el Boletín Oficial.

Mientras transcurría la sesión, fuera del Congreso se concentraron miles de manifestantes de las agrupaciones del denominado “triunvirato de San Cayetano”.

Bajo el lema “El hambre no espera”, estuvieron presentes representantes de organizaciones como Barrios de Pie-Somos, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

“Volvemos a estar en las puertas del Congreso para que se termine de aprobar esta ley que es urgente e impostergable ante el fuerte deterioro social que se vive en nuestro país”, afirmó el coordinador de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, en declaraciones publicadas por el medio Noticias Congreso Nacional.