El Juez Claudio Bonadio aceptó los seguros de la la fianza presentados por los empresarios y ésta tarde saldrán en libertad.

Los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa recuperarán hoy su libertad tras presentar un seguro de caución para hacer frente a la fianza de 60 millones de pesos que se les impuso como condición para concederle la excarcelación en el caso de los cuadernos de las coimas.

Como los ejecutivos del Grupo Indalo tienen sus bienes inmovilizados, debieron buscar alternativas para poder cumplir con el requerimiento judicial. Finalmente, terminaron presentando los avales a través de la compañía Testimonios Seguros.

López y De Sousa estuvieron alojados en la cárcel de Ezeiza. Fueron trasladados este mediodía rumbo a la sede de Policía de Madariaga y General Paz, desde donde esta tarde serán liberados.

Así lo dispuso el juez federal Claudio Bonadio. Las pólizas fueron presentadas ayer ante el juzgado por los abogados Fabián Lertora y Carlos Beraldi. Bonadio envió un oficio a la Superintendencia de Seguros de la Nación, que comprobó la validez de lo ofrecido.

Ambos están procesados como supuestos miembros de asociación ilícita en la investigación por presunto pago de sobornos en la causa por los cuadernos de las coimas.

También están siendo juzgados por el supuesto desvío irregular del impuesto a los combustibles líquidos que retenían a los clientes de Oil Combustibles, por un monto original de $8000 millones. En esa causa también está procesado el extitular de AFIP Ricardo Echegaray, por el otorgamiento de facilidades de pago a sus empresas.