El pueblo mendocino se había convocado en las calles de la capital para manifestarse en contra de un proyecto, que implicaba que el cianuro y el ácido sulfúrico puedan viajar con el agua de los ríos.

Tras brindar una conferencia de prensa antes los medios, el Gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, habló sobre los cambios a la Ley 7.722, que fueron muy resistidos por ambientalistas mendocinos, y anunció que no reglamentará los cambios de la ley y aseguró que convocará al diálogo.

“Vamos a convocar al diálogo y pedimos que den un debate genuino”, sostuvo el funcionario quien agregó que “la prioridad es garantizar la paz social. No voy a hacer nada en contra del pueblo mendocino. Vamos a convocar al arzobispado, a los sindicatos, a los partidos políticos, a las universidades, a las distintas organizaciones. No vamos a hacer nada sin consenso social”.

Cabe destacar, que el pueblo mendocino se había convocado en las calles de la capital provincial para manifestarse en contra de un proyecto, que implicaba que el cianuro y el ácido sulfúrico pueden empezar a ser parte del paisaje cotidiano viajando con el agua de los ríos.

Paralelamente, desde el resto del país comenzaron a expandirse los mensajes de solidaridad con las Asambleas Mendocinas por el Agua Pura. Desde el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, hasta artistas populares como Abel Pintos, Celeste Cid, Marcela Kloosterboer, Julieta Díaz, Inés Estévez, Nancy Duplaá e intelectuales como Claudia Piñero y Maristella Svampa enviaron sus saludos solidarios.

También hubo referentes políticos, intelectuales y sociales que decidieron viajar a Mendoza para participar de la movilización. Allí estuvo el excandidato presidencial y diputado nacional del Frente de Izquierda Nicolás del Caño, el único que en campaña se pronunció sin titubeos contra la megaminería contaminante.

Fuente: Crónica