Ante el rendimiento irregular del equipo y tras el cruce con Eric Abidal, en España aseguran que la Pulga estaría analizando cambiar de aires en junio.

Lionel Messi no está pasando su mejor momento en Barcelona. De hecho, según el diario español Marca “se está cargando de razones para dar el portazo”, mientras que en Italia aseguran que cinco equipos pretenden aprovechar esta situación y sumar al rosarino a mediados de año.

El delantero argentino, de 32 años, se subió al ring al enfrentar públicamente a Abidal, su ex compañero y actual director deportivo del club, quien en declaraciones con Sport señaló que “muchos jugadores no estaban satisfechos, ni trabajaban mucho y también había un tema de comunicación interna” con respecto a la salida de Valverde como entrenador.

A lo que Messi le respondió con una story en Instagram: “Cuando se habla de jugadores habría que dar nombres porque si no se nos está ensuciando a todos y alimentando cosas que se dicen y no son ciertas.

Esto se suma a que Barcelona no atraviesa un gran presente futbolístico y podría terminar la temporada sin títulos.

Paris Saint-Germain, Manchester City, Manchester United, Juventus e Inter de Milán son los equipos interesados y capacitados para asumir el fichaje del seis veces ganador del Balón de Oro, que tiene contrato con Barcelona hasta junio del 2021.

Por otro lado, el periodista español José Álvarez, de El Chiringuito, señaló que Messi “está harto” que se le acuse de todo lo malo en Barcelona“Desde su entorno dicen que está al límite. Si continúa esta directiva en verano (junio) se plantea seriamente irse. Está harto de que se le echen la culpa a los jugadores y la directiva no asuma la suya, como en fichajes, o en la planificación”, dijo.

En tanto, el medio inglés Daily Mail asegura que Manchester City es la institución que corre con más ventaja, dado que su entrenador, Pep Guardiola​, es un viejo conocido de Leo y es quien lo ayudó a mostrar su mejor versión.

En otro sentido, La Gazzetta Dello Sport también fijó las cifras del contrato que debería pagarle el posible futuro club de Messi: serían alrededor de 50 y 85 millones de euros anuales, números que asustan, pero que cualquiera de estas instituciones podría pagar.