Las más de dos mil personas a bordo serán trasladadas en un vuelo chárter hasta la capital camboyana y de allí partirán a sus países de origen.

La compañía Holland America indicó que obtuvo el permiso para desembarcar a los 1.455 pasajeros y 802 tripulantes después de que veinte muestras de sangre dieran negativas.

Los pasajeros del crucero rechazado por varios países por temor al COVID-19, entre ellos cinco argentinos, comenzaron a desembarcar este jueves a la noche en Camboya después de que las autoridades descartaran que alguno de ellos fuera portador del virus.

El Westerdam, de la compañía naviera Holland America Line, había anclado por la mañana delante de la costa de Sihanoukville, sede del principal puerto marítimo de Camboya, según confirmó en su cuenta de Twitter el vocero gubernamental, Neth Pheaktra. El crucero había sido rechazado anteriormente por Tailandia, Japón, Taiwán, Guam y Filipinas y navegó varios días sin destino fijo.

Según la lista de pasajeros incluye además de los 5 argentinos hay 651 estadounidenses, 127 británicos, 91 holandeses y 57 alemanes, 5 brasileros, 3 chilenos, 5 Ecuatorianos, 7 españoles y 5 mexicanos.

“Los primeros pasajeros ya han salido del ‘Westerdam’ y se dirigen a casa. Estamos muy contentos de recibirles en tierra. Gracias al Gobierno de Camboya por hacerlo posible”, dijo la embajada de Estados Unidos en su cuenta de Twitter.

“Estamos contentos por la resolución satisfactoria de este complejo viaje que se vio complicado por infundados temores originados en informaciones erróneas sobre la situación médica de los invitados y tripulación del ‘Westerdam”, indicó la empresa en un comunicado.

Camboya autorizó la llegada del crucero a su territorio, mientras que la compañía naviera informó que el barco no está en cuarentena y no tiene motivos para sospechar que haya casos del nuevo coronavirus. Personal sanitario se encargó de examinar a los 1.455 pasajeros y 802 tripulantes del barco, donde permanecerán hasta descartar que haya infectados.

El Westerdam había partido primero de febrero de Hong Kong y tenía previsto llegar este sábado a la ciudad japonesa de Yokohama, pero las autoridades niponas le denegaron la entrada luego de que una persona a bordo mostrara síntomas de estar enfermo.

En tanto, la Comisión Nacional de Sanidad de China informó que el total de fallecidos por el COVID-19 se elevó a 1.426, solo en la provincia china de Hubei (en la cual surgió el brote), mientras se esperaban datos a nivel nacional.