Mauricio Macri encabezó un documento impulsado por la neoliberal Fundación Internacional para la Libertad. Lleva las firmas de otros referentes de la derecha latinoamericana como Vargas Llosa, Uribe, Zedillo y Lacalle.

En un contexto de crisis económica producto del aislamiento preventivo contra la pandemia el Covid-19, el ex presidente Mauricio Macri firmó, junto a más de un centenar de líderes mundiales e intelectuales de la derecha neoliberal iberoamericana, donde se expone en contra de la cuaretena.

El documento se titula: “Que la pandemia no sea un pretexto para el autoritarismo”, y lo impulsa la Fundación Internacional para la Libertad (FIL), que preside el escritor peruano Mario Vargas Llosa.

En su texto de una carilla, señala que, en el marco de la pandemia de coronavirus Covid-19, algunos gobiernos han identificado una oportunidad para arrogarse un poder desmedido” y agrega: “Han suspendido el Estado de derecho e, incluso, la democracia representativa y el sistema de justicia”.

En el texto, los firmantes sostienen que, “mientras los empleados de la sanidad pública y privada combaten el coronavirus valerosamente, muchos gobiernos toman medidas que restringen indefinidamente libertades y derechos básicos“.

“En lugar de algunas entendibles restricciones a la libertad, en varios países impera un confinamiento con mínimas excepciones, la imposibilidad de trabajar y producir, y la manipulación informativa”, aseguran en el texto, que menciona a varios países, entre ellos la Argentina.

“En las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua la pandemia sirve de pretexto para aumentar la persecución política y la opresión. En España y la Argentina dirigentes con un marcado sesgo ideológico pretenden utilizar las duras circunstancias para acaparar prerrogativas políticas y económicas que en otro contexto la ciudadanía rechazaría resueltamente“, sostiene el manifiesto.

Mauricio Macri y Mario Vargas Llosa

En ese marco, agrega que, “en México, arrecia la presión contra la empresa privada y se utiliza el Grupo de Puebla para atacar a los gobiernos de signo distinto”.

Dice además que “a ambos lados del Atlántico resurgen el estatismo, el intervencionismo y el populismo con un ímpetu que hace pensar en un cambio de modelo alejado de la democracia liberal y la economía de mercado”.

“Queremos manifestar enérgicamente que esta crisis no debe ser enfrentada sacrificando los derechos y libertades que ha costado mucho conseguir. Rechazamos el falso dilema de que estas circunstancias obligan a elegir entre el autoritarismo y la inseguridad, entre el Ogro Filantrópico y la muerte”, concluye.

La cena anual de la Fundación Libertad

Entre las firmas al documento se ubica primero la del propio Vargas Llosa, seguido por los ex mandatarios José María Aznar (España), Mauricio Macri (Argentina), Ernesto Zedillo (México), Álvaro Uribe Vélez (Colombia), Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti (ambos de Uruguay), Alfredo Cristiani (El Salvador) y Federico Franco (Paraguay), en ese orden.

Entre otras personalidades están los intelectuales Fernando Savater (España), Antonio Escohotado (España), Jorge Edwards (Chile) y Loris Zanatta (Italia).

De la Argentina, además de Macri, firmaron el documento la actual titular del PRO y ex ministra de su gestión, Patricia Bullrich; el escritor Marcos Aguinis; los economistas Roberto Cachanosky y Ricardo López Murphy; el ex director del Teatro Colón Darío Lopérfido y varios empresarios.