El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se encuentra en su peor momento. A las renuncias de ministros y funcionarios, ahora recibió innumerables críticas por no hacerse cargo de las muertes que está causando el coronavirus en su país.

Desde el inicio de la pandemia de Covic-19 el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sorprende a propios y extraños por su falta de sensibilidad en su país. Este martes, una periodista le consultó por el nuevo récord de muertes diarias, 474 en las últimas 24 horas, y respondió que “así es la vida”. “¿Qué quieren que haga?”, completó.

Esta última semana, Brasil superó los 5 mil muertos. Sin embargo, Bolsonaro insiste en minimizar la crisis sanitaria, que en otra ocasión calificó al virus como “una gripecita”. Además, días atrás sostuvo que no tenía sentido realizar la cuarentena “porque igual todos se van a enfermar de coronavirus”.

 

“Lo lamento por los que perdieron a sus seres queridos, pero así es la vida”, comentó el presidente brasileño a un grupo de periodistas. “Soy Mesías -por su segundo nombre-, pero no hago milagros. La vida es así. Mañana seré yo y espero que me llegue de la manera más digna posible y dejar una buena imagen”, cerró el ultraderechista.

Cuestionado por su manejo de la crisis sanitaria, a Bolsonaro se le abrió recientemente un frente judicial luego de que un juez del Supremo Tribunal Federal (STF) decidiera abrir una investigación por las denuncias realizadas por el ex ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro.