Luego de semanas de especulaciones -que incluían su posible muerte- Kim Jong-un se hizo presente en la inauguración de una planta de fertilizantes de Sunchon.

Fue la primera vez en casi tres semanas (en concreto, 20 días) y durante una visita a la planta de fertilizantes de Sunchon, al norte de Pyongyang, según indicó la Agencia de Noticias Central de Corea (KCNA), el medio de comunicación del régimen.

Kim “participó de la ceremonia” y “todos los asistentes celebraron ruidosamente con gritos de ´¡hurra!´”, indica un párrafo del mensaje emitido por KCNA. El comunicado no fue inicialmente acompañado por la publicación de fotos oficiales, pero poco después el periódico estatal Rodong Sinmun y la misma KCNA distribuyeron las imágenes del momento.

En las fotos Kim está acompañado de su hermana Kim Yo Jong y de los altos funcionarios Pak Pong Ju, Kim Dok Hun, Pak Thae Song y Jo Yong Won. La lista es importante porque en otras ocasiones en las que el dictador ha desaparecido sin aviso, su retorno a la esfera pública estuvo acompañada de importantes purgas en el régimen.

Durante su visita el líder nocoreano cortó un listón rojo y el celebró el “éxito” que significó la apertura de esta planta de fertilizantes. Ni en su breve discurso ni en los reportes de KCNA hay menciones a su estado de salud, sobre el cual han girado numerosos rumores en las últimas semanas.

Los rumores acerca de su condición comenzaron cuatro días después, cuando no participó de la celebración del natalicio de su difunto abuelo y fundador de Corea del Norte, Kim il-Sung, durante mucho tiempo considerada la fecha más importante del calendario político del país.

Abundaron reportes sobre su estado de salud y especulaciones acerca de su eventual sucesión en caso de que hubiera muerto, las cuales consideraban a Kim Yo-jong, su hermana menor, como posible heredera. La mujer lo acompañó en el evento en la planta de fertilizantes, lo mismo que otros altos miembros del régimen, indicó la agencia estatal.

El primer reporte acerca de su posible estado de salud tuvo lugar el 21 de abril, cuando la cadena CNN citó a un funcionario estadounidense quien aseguró que se encontraba en grave estado tras sufrir complicaciones durante una cirugía.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había insinuado días atrás que Kim estaba vivo, y este viernes, luego del informe de KCNA, aseguró que tendrá algo que decir sobre Kim en el momento adecuado, según informó Reuters.

“Yo, por mi parte, me alegro de ver que está de regreso, ¡y bien!”, tuiteó Trump luego de la primera aparición pública de Kim en casi tres semanas. El mandatario escribió ese mensaje como comentario a otro tuit con las imágenes difundidas el viernes por la agencia oficial de noticias de Corea del Norte.