El Presidente se refirió a la flexibilización del aislamiento y a la forma paulatina en que decidió segmentarlo.

El presidente Alberto Fernández se refirió este miércoles a los planteos de economistas, empresarios y dirigentes políticos que en los últimos días pidieron una salida de la cuarentena más veloz debido al fuerte impacto que las medidas contra el coronavirus generaron en el mecanismo económico, financiero y laboral del país.

“Los que dicen ‘salgamos de la cuarentena ya’, sepan que salir ya en los términos que ellos reclaman es llevar a la muerte a miles de argentinos porque no lo podemos controlar eso”, aseguró en una entrevista en Radio con Vos.

En esa misma línea, señaló: “Están jugando con el malestar que tienen los argentinos. Les pido que miren los informes; si no hubiéramos hecho la cuarentena, tendríamos miles de muertos, que no llegaron porque fuimos responsables”.

El jefe de Estado defendió las medidas restrictivas que tomó a partir del 19 de marzo, cuando anunció el comienzo de la cuarentena y la primera etapa de un plan de acción sanitario para enfrentar la pandemia. “No se puede hacer cuarentena y que la economía funcione, y los que eligieron terminaron juntando muertos en camiones frigoríficos y enterrándolos en fosas comunes”, afirmó, marcando con crudeza la situación que pasaron algunos países de Europa y América Latina.

“Estamos cumpliendo los objetivos que nos hemos fijado, estamos muy cerca de que la velocidad de duplicación del contagio sea de 25 días. En esa fase podemos hacer una apertura para el 75% de la gente en todo el país. Este es el plan que tenemos”, especificó.

En referencia al mismo tema, hizo alusión al rol de la oposición: “La gente no se pone a mirar las consecuencias de lo que están proponiéndoles. Dicen que estamos destruyendo la economía, pero ellos la destruyeron sin ningún virus de por medio”.

“Tengo la suerte de que los opositores que gobiernan ven igual que yo la situación”, indicó Fernández que mantiene un buen vínculo con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los gobernadores Gustavo Valdés (Corrientes), Rodolfo Suárez (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy), quienes, hasta el momento, respaldaron cada una de las extensiones de la cuarentena.

LA ECONOMÍA:

Consultado sobre el acuerdo entre la CGT y la UIA para rebajar el 25% del sueldo de aquellos trabajadores que no fueron a sus lugares de trabajo durante la cuarentena, el Presidente brindó su opinión con una frase que, inmediatamente, generó una polémica en las redes sociales: “El que no va a trabajar, hay un montón de gastos que no tiene porque no viaja y no come afuera”, afirmó.

El Presidente también apuntó contra los empresarios que están nucleados en la Asociación de Empresaria Argentina (AEA), quienes en un comunicado le pidieron volver a producir y evitar el default. “Yo no puedo entenderlos. El Estado, todos los argentinos, pagan el 50% de lo sueldos de sus empleados para mantener en pie el sistema productivo y ellos reclaman. ¿Desde qué lugar están hablando? Hay que moverse con cierta prudencia en estos casos”, aseguró.

Fernández también se refirió a la oferta que Argentina les hizo a los bonistas y las dificultades que hay para llegar a un acuerdo. “La fecha de vencimiento es el 8 de mayo. Esperamos que el mundo entienda: no especulamos en nada, ni en las peores condiciones en las que la Argentina quedó con el coronavirus”, indicó.

Luego, en esa misma línea, contó: “No participé de ninguna charla, quise que el Gobierno tuviese un solo vocero, que es Martín Guzmán. Con el FMI es una decisión distinta. El Fondo, bajo la conducción de Kristalina Georgieva, ha tenido una mirada distinta a la histórica del Fondo: una realista”.

LA SITUACIÓN DE BRASIL:

Por último, hizo referencia a la región y la situación que vive Brasil, donde ayer murieron 600 personas por el coronavirus. “Brasil es un riesgo muy grande para la región. Lo hablé con Sebastián Piñera y Luis Lacalle Pou. Brasil linda con todo Latinoamérica salvo con Chile y Ecuador. Nos viven entrando camiones de carga de Brasil con mercadería de San Pablo, que es uno de los lugares más infectados”, sostuvo.