A través de videoconferencia, el Presidente participó este viernes de la cumbre del Grupo de Puebla, acompañado por el canciller Felipe Solá.

El presidente Alberto Fernández afirmó este viernes “el mundo no va a ser el mismo cuando pase” la pandemia de coronavirus y sostuvo que “habrá que repensarlo de otra manera ya que si algo ha dejado al descubierto esta situación es la desigualdad”. Así lo afirmó al hablar esta tarde, a través de videoconferencia desde Olivos, en el cumbre del Grupo de Puebla, acompañado por el canciller Felipe Solá.

Además aseguró que “el mundo se ha dado vuelta y la economía cruje”, ya que esta situación “demostró que el sistema económico mundial era muy débil”.

“La pandemia nos da la gran oportunidad de hacer algo distinto si nos unimos. Aquellos que dicen ser progresistas debemos unir fuerzas para construir un mundo más justo y debemos empezar por América Latina, para que sea más unida y solidaria”, señaló el Presidente.

Fernández exhortó a los líderes progresistas a unirse” para “poder hacer un mundo más justo y solidario” y tomar de la pandemia de coronavirus “la gran oportunidad de hacer algo distinto”. Citó como ejemplo de unidad, la sellada entre él, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el peronismo y otros partidos del campo popular, y remarcó que los dirigentes progresistas no pueden “darse el lujo de tener diferencias”.

En tal sentido, destacó que “no podemos darnos el lujo de tener diferencias, porque las diferencias las aprovechan los sectores que más daño le hacen a nuestros pueblos”.

“No podemos por narcicismos, por egoísmos, tomar distancia entre nosotros y favorecer que otros gobiernen en desmedro de la gente”, afirmó el jefe de Estado este mediodía, al exponer en el V encuentro del Grupo de Puebla, que se realiza a través de videoconferencia.

Par el presidente la pandemia dejó al descubierto que “la palabra solidaridad quedó al costado en muchos lados del mundo” porque “las consecuencias económicas en el mundo están a la vista”.

Fuente: Minuto Uno