Una cámara de vigilancia captó el momento en que Floyd es detenido en Minneapolis. Las imágenes contradicen la versión de los policías que alegaron “resistencia a la autoridad”.

Un nuevo video muestra cómo George Floyd fue detenido en Minneapolis y el accionar de los policías en los momentos previos a su asesinato. Las imágenes contradice la versión de los policías, quienes en un primer momento aseguraron que había ofrecido resistencia.

En el video se ve cuando el hombre es obligado a bajar del auto por un policía y es colocado contra la pared. En ese momento el detenido conversa con los agentes. Estos lo sujetan entre dos y lo llevan contra el patrullero. En lugar de subirlo al vehículo, los uniformados lo tiran al suelo a Floyd. Durante varios minutos, el policía Derek Chauvin presiona sobre el cuello de la víctima con su rodilla izquierda.

“Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor”, se escucha a Floyd, mientras agoniza. Había sido detenido bajo sospecha de haber intentado usar un billete falso de 20 dólares en un supermercado.

Finalmente, Floyd fue trasladado por una ambulancia y unos minutos después de la detención murió asesinado asfixia.

El policía de Minneapolis que aparece en el video con la rodilla presionando el cuello de Floyd fue trasladado de una cárcel del condado a una prisión de máxima seguridad el vierne pasado y acusado de asesinato en tercer grado.

“Derek Chauvin ha sido acusado por la oficina del fiscal del condado de Hennepin de asesinato y homicidio involuntario”, dijo el fiscal del condado, Mike Freeman, a periodistas, y agregó que el primer cargo es asesinato en tercer grado. Tras la acusación, Chauvin fue arrestado el viernes.

El “no puedo respirar” (“I can’t breathe”) de Floyd se ha convertido, precisamente, en el grito de las protestas de los últimos días en Minneapolis, que se han extendido a decenas de ciudades del país.

La familia de Floyd y las miles de personas que salieron a las calles en todo Estados Unidos exigen que la investigación fuera no solo contra Chauvin sino también contra sus tres compañeros, que hasta el momento no fueron acusados, pero sí separados de la fuerza. Ayer, antes de la difusión de este nuevo video, el jefe de la Policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, sostuvo que los otros tres agentes eran “cómplices” de lo ocurrido.

Su muerte desató una ola de protestas masivas y de indignación que revivió el movimiento conocido como Black Lives Matters, contra los abusos policiales hacia la población afroamericana.

La tensión que se vivió en los últimos días fue tal, que el sábado ciudades como Los Ángeles, Filadelfia y Atlanta, entre otras, anunciaron un toque de queda para intentar detener las violentas protestas contra la policía.