El ministro de Salud porteño instó a la población a respetar las medidas de aislamiento frente a la pandemia y a la dirigencia política a continuar con los testeos casa por casa.

“Tener de nuevo (en la Ciudad de Buenos Aires) un nuevo período de fase 1 de cuarentena o no depende críticamente de lo que hagamos como Gobierno y como ciudadanos en las próximas tres semanas”, aseguró el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, durante una entrevista radial en la que insistió con la necesidad de fortalecer el sistema de salud y “explicarle a la ciudadanía que lo peor todavía no pasó”.

El ministro porteño explicó que en la Ciudad registraban una curva que “evoluciona a una velocidad relativamente contenida, con una tasa de contagio de 1.13, pero cada día hay más casos”. “Tenemos un gran problema por delante, lo han tenido todas las grandes ciudades del mundo”, advirtió antes de admitir que es complejo pedir más colaboración en un momento en que que “todos están muy cansados, con problemas económicos, sociales y afectivos”.

Pero advirtió: “Si la ciudadanía decide que ya no tiene energía para sostener la cuarentena y que ya es lo mismo porque a mí no me va a pasar, entonces voy a un asado, a ver a los amigos o me junto con familias porque mis hijos extrañan a los compañeros de colegio, si eso va a ocurrir, no hay formato de testeo que pueda sostener y no hay manera de evitar por delante una vuelta a la cuarentena fase 1”.

Para el titular de la cartera sanitaria de la Ciudad de Buenos Aires, no hay otra manera efectiva de contener el avance del virus que la cuarentena. “Si la sociedad no puede hacer el esfuerzo y el AMBA toma una velocidad superior (de contagios), nosotros tendremos que pedirle a la ciudadanía un mayor esfuerzo para bajar bruscamente la curva. Pero si todos tenemos foco y hacemos nuestro aporte, vamos a poder sobrellevar este momento”, aseguró en diálogo con radio La Red

“(El Covid-19) primero corrió más en los barrios populares, entonces la gente lo veía distante y sentía que era algo que en CABA no estaba. Lo que pasa ahora es que todos conocemos a alguien que está contagiado”, repasó el ministro de Salud y de inmediato, insistió: “Si logramos tener éxito con el Detectar y la gente actúa con responsabilidad, podremos dejar la tasa de contagios por debajo de 1 y no tener que volver a restringir”.

Al ser consultado sobre la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, quien contrajo coronavirus aunque por ahora no tuvo síntomas, Quirós comentó que “está muy bien” y dijo que se hizo el hisopado por prudencia porque “había estado con un contacto esporádico con (el intendente de Lomas de Zamora) Martín Insaurralde”.

“Me consultó el viernes, le recomendé que se distancie, que esperemos unos días para realizar el hisopado, lo hicimos y dio positivo. Ella tomó distanciamiento, vive sola en su departamento y es asintomática así que el riesgo de contagio es bajo”, detalló.

En cuanto al jefe de Gobierno porteño,  Horacio Rodríguez Larreta, quien dio negativo, confirmó que la semana pasada hubo un almuerzo en la sede del Gobierno pero explicó que el examen se le hizo por precaución: “Él no tiene categoría de contacto estrecho, por lo cual el riesgo es pequeño”.

Fuente: Crónica