El DT del Barcelona habló sobre la salida del uruguayo: “Yo nunca tuve ningún problema con él, estoy bien, pero el club pensó que teníamos que rejuvenecer el equipo”, lamentó. 

Tras varias semanas en el medio de la polémica, Barcelona parecía que estaba encontrando la calma y concentrándose estrictamente en lo futbolístico para poder dejar atrás todos los problemas. Pero a último momento el plan falló luego de que el entrenador, Ronald Koeman, hable sobre la salida de Luis Suárez de la institución.

Como es de público conocimiento, Koeman llamó por teléfono al delantero y en una conversación, que duró un minuto y medio, le informó que ya no iba a ser tenido en cuenta. Pero en las últimas horas, Ronald habló con el canal público neerlandés NOS y trató de aclarar la situación.

La realidad es que se le habría hecho muy difícil jugar y se lo hice saber. Yo nunca tuve ningún problema con él, estoy bien, pero el club pensó que teníamos que rejuvenecer el equipo y eso es lo que sucedió”, explicó el director técnico tratando de desligarse de la situación.

Además, agregó: “juega Ansu Fati, tiene 17 años. Tenemos a Pedri, de 17 años, que tiene sus oportunidades. Ronald Araujo está aquí con 21. Trincao aparece mucho y tiene 20 años. Y hemos fichado a Sergiño Dest, de 19. Esos son todos jugadores para el futuro”.

Por otro lado, Ronald opinó sobre los mensajes de Lionel Messi en su cuenta de Instagram tras la salida de su amigo del club. “Si tienes a alguien en el vestuario con quien tú, tu esposa e hijos también se juntan fuera del fútbol, entonces esa reacción tiene sentido. También se lo dije a Messi: ‘Tengo entendido que estás decepcionado, y creo que es una lástima terrible que se vaya, pero éstas son elecciones del club'”, comentó.