A pesar de que Juntos por el Cambio defiende el discurso de reducir el Estado y que éste no pague acciones políticas, pasajes aéreos publicados muestran que la titular del PRO usó tickets pagados por la Cámara alta.

Si hay una denuncia pesada para el discurso republicano y del ajuste que defiende históricamente Juntos por el Cambio es que se los acuse de usar la plata del Estado para hacer política. Bueno, parece ser que eso es lo que justamente hicieron: aseguran que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, utilizó pasajes de la Cámara de Senadores para asistir el último 8 de noviembre a la marcha opositora, anticuarentena y antivacunas que organizó en Córdoba.

Los manifestantes opositores se movilizaron en lo que denominaron el #8N en la Ciudad de Buenos Aires, donde reunieron muy poca gente, y otros puntos del país exigiendo medidas económicas, cuestionando al fallo de la Corte Suprema por el traslado de jueces y hasta con premisas en contra de las medidas de aislamiento y compra de vacunas, principalmente.

Justamente, Bullrich y la senadora Rodríguez Machado encabezaron la marcha en la Ciudad de Córdoba, de donde esta última es oriunda y a la cual representa en el Senado.

No sólo la jefa del PRO viajó con pasajes pagados por el Estado vía Senado, sino que también lo hicieron dos de sus colaboradores. Se trata de Leonardo Neumann y Sergio Koltan.

De confirmarse que la ex ministra haya usado pasajes con fondos públicos para un fin personal, si bien aseguran que la legisladora que se los dio no habría incurrido en un uso ilegal de ese recurso, a pesar de que la ley indica que son intransferibles, va a ser difícil para Bullrich justificar ética y moralmente el uso de fondos públicos para ir a protestas partidarias que no forman parte del calendario de eventos que podría cubrirse con pasajes que tienen a disposición senadores y diputados.

Todos los usos que explican desde el Senado como “mecanismos habituales” para “prestar” con motivos los pasajes que tienen a disposición no tienen nada que ver con lo de Bullrich y Rodríguez Machado. No le cedieron los tickets a personas necesitadas de sus provincias, ni a especialistas para exponer acerca de una ley ni a nada similar. Sólo fue para hacer política.

Bullrich encabezó la protesta en Córdoba donde se subió a un escenario y allí recordó los cacerolazos en los centros urbanos de 2012. “Esa participación ciudadana fue en gran parte el principio de Juntos por el Cambio”, dijo ante no más de 100 personas.

“Junto al pueblo de Córdoba, y también desde muchos otros lugares de la Argentina, vinimos a pedirle a los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli que no renuncien a sus causas. Por ellos, en defensa de las instituciones y por el futuro, hoy nos sumamos al banderazo #8NTodosALasCalles” dijo posteriormente en sus cuentas de redes sociales.

Fuente: Política Argentina

Tagged With: