El conjunto Xeneize tuvo flojo desempeño en su debut por Copa en el que por momentos se vio superado por el recién ascendido a Primera C.

Más partidos que pasan y pareciera que Boca peor funciona. Sin embargo, el conjunto de Miguel Russo se impuso por 2-1 ante Claypole y está en los 16avos de final de la Copa Argentina.

El Xeneize partía como un muy superior equipo pero no lo demostró durante el encuentro. Claypole lo atosigó y hasta fue superior por momentos e incluso, hasta abrió el marcador en cancha de Lanús.

El primer gol del encuentro fue marcado por Leonel Landaburu, a los 29 minutos de primer tiempo para Claypole.

El equipo que dirige Roque Drago mostró desde el comienzo mayor actitud que su rival y tras generar algunas oportunidades que inquietaron a Javi García, logró abrir el marcador muy merecidamente.

Tras el gol del ‘Tambo’, Boca reaccionaría y a los 35′ de la etapa inicial el colombiano Sebastián Villa empataría para el Xeneize.

Antes el juvenil Exequiel Zeballos había avisado con un tiro que le rompió el travesaño a Libares.

El conjunto de Russo recién encontraría la ventaja a los 31′ del segundo tiempo. El enganche cordobés Gonzalo Maroni, que recién había ingresado, colocó el 2 a 1 tras una gran acción personal y una buena asistencia de Cardona.

Poco del Xeneize en cuanto al juego y las situaciones generadas. Un equipo partido que no logra crear ocasiones a partir de secuencia de pases y que depende demasiado de la calidad individual de sus futbolistas.

A pesar de esto, Boca se llevó el triunfo y ya tiene rival confirmado en los 16avos de final y será Defensores de Belgrano, que eliminó a Almirante Brown.

Tagged With: