Además, tras ser descubierto una primera vez, volvió a hacerlo.

Edenor detectó que la fábrica de una reconocida figura argentina ubicada en el barrio porteño de Saavedra cuenta con una conexión ilegal a la red eléctrica vecina.

En total, la cantidad que consume es de 123.000 KWH, lo que representa en pesos (a mayo de 2019) un total de $1.200.000. La empresa de calzado corresponde al diseñador Ricky Sarkany.

“Detectamos un depósito de textil y calzado con una conexión clandestina en la calle Deheza 4752, CABA. Al cliente se le retiró el medidor. El robo de energía es equivalente a 123.000 kWh ó $1.200.000.”, denunciaron de Edenor.

“A partir de esta situación se procedió al retiro del medidor, y se le realizó el cálculo por recupero de energía que llega a $1.200.000 porque el medidor a partir de la manipulación registraba sólo el 11% del consumo real”, agregaron.

Lo más increíble es que el diseñador, tras ser descubierto, volvió a intentar burlarse de Edenor al conectarse esta vez a través de un medidor monofásico del mismo dueño que se encuentra al lado del depósito.